28,10,0,50,1
600,600,60,1,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,1,1,5000
Powered By Creative Image Slider
Museo Oceanográfico - Malvín
View Image
Candombe
View Image
Playa del Buceo - Rambla costanera
View Image
Plaza Fabini - Malvín
View Image
Playa Malvín - Rambla costanera
View Image
Playa Pocitos - Rambla costanera
View Image
Plaza de los Olímpicos - Malvìn
View Image

FRIGORIFICO ANGLO (FRAY BENTOS RIO NEGRO)

ARTICULO DESTACADO EDICION OCTUBRE 2015

La Intendencia Municipal de Rio Negro inició en 1985 un proceso de recuperación del patrimonio relacionado al ex-frigorífico Anglo, que culminó en la propiedad de todo el barrio obrero más las instalaciones de la fábrica. Se ha instalado aquí el parque Industrial Municipal, donde pequeños y medianos emprendimientos comerciales e industriales, encuentran su espacio para el desarrollo de actividades. Además, la identificación, recuperación y mantenimiento del patrimonio histórico remanente de los 130 años de industria de la alimentación, ha generado el proyecto del “Museo de la Revolución Industrial”, a través del cual edificios, maquinarias, documentos, herramientas y utensilios encuentran su manera de “contarle” a la gente sobre aquella época en que Fray Bentos era la “cocina del mundo” ...

 

El origen de esta empresa nos remonta a finales del año 1848, cuando el célebre químico alemán Justus Von Liebig desarrolló en la Farmacia Real de Munich, un alimento que consideraba pondría fin a las guerras contemporáneas. El varón Justus Von Liebig (1803-1873) considerado “padre de la química orgánica y agroquímica”, era un científico y filántropo destacado, preocupado por la sociedad europea de ese momento en relación a temas sociales y especialmente a la alimentación. Como consecuencia de sus ideales liberales y republicanos Liebig estaba analizando las razones que habrían producido las revoluciones europeas de su tiempo. Creyó hallarlas en el hambre del pueblo. Conociendo que la carne abundaba en algunos países sudamericanos quería encontrar una manera de transportar ese alimento hacia Europa. Fue así que trabajó arduamente en el laboratorio para obtener una solución a ese problema, desarrollando el extracto de carne “Extractum carnis”, un concentrado de las sustancias nutritivas de 32 kilos de carne contenidas en un kilo de extracto. Ofreció asesoramiento y colaboración a quien produjera el extracto a gran escala según condiciones que estableció. Durante casi 10 años mantuvo su fórmula de extracto de carne como una novedad y casi un experimento de laboratorio, aún considerando este producto como solución para la falta de alimentos en el mundo. A escala farmacéutica era un producto muy caro. Liebig intentó en vano ofrecer la fórmula para su fabricación donde la materia prima fuera barata (es decir el vacuno o lanar baratos). Recibió ofertas de varios lugares que no lo conformaron, ya que era extremadamente exigente con la ausencia de humedad y grasitud en su producto final.

En 1862, el ingeniero hamburgués Georg Christian Giebert, propietario de una importante fiambrería en Munich, en una incursión de negocios por el Río de la Plata, tuvo la idea de fabricar este extracto de carne a gran escala en Uruguay, convencido por la gran cantidad de ganado vacuno que veía por doquier. Giebert vivió un tiempo en casa de otro alemán, Augusto Hoffman, quien lo llevó en ese tiempo a la estancia Nueva Mehlem, en Rio Negro, donde trabajaba un hermano suyo. Sabiendo Hoffman de las ideas de Giebert, lo llevó directamente a un punto geográfico llamado “Puntas de Fray Bentos”. Giebert quedó maravillado por este hermoso “puerto de mar”, sumamente apto para la llegada de balandras y veleros para transportar mercadería hacia Europa sin pasar por Montevideo. Lo consideró un punto estratégico para instalar un frigorífico.

>>>>  leer artículo completo en: Frigorífico Anglo

Top