28,10,0,50,1
600,600,60,1,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,1,1,5000
Powered By Creative Image Slider
Museo Oceanográfico - Malvín
View Image
Candombe
View Image
Playa del Buceo - Rambla costanera
View Image
Plaza Fabini - Malvín
View Image
Playa Malvín - Rambla costanera
View Image
Playa Pocitos - Rambla costanera
View Image
Plaza de los Olímpicos - Malvìn
View Image

La Ola de Arizona

  

Arizona guarda muchos secretos, pero quizás entre los más espectaculares, está la llamada "ola del desierto", una formación rocosa modelada magistralmente por el viento, de tan difícil acceso que incluso quienes viajan a fotografiarla, a veces regresan frustrados por no poder encontrarla. La ola es una formación arenisca situada en una reserva protegida al norte del estado de Arizona, en Estados Unidos. Para visitar el lugar, una oficina gubernamental otorga apenas 20 permisos por día.

Para llegar a la increíble formación de la Ola de Arizona hay que realizar una excursión de casi 5 km a través de paisajes escarpados, y caminos que ascienden por calzadas de hasta 107 metros de altura. La recompensa es grande: el lugar es el paraíso para fotógrafos y visitantes, capaz de deslumbrarse con la belleza inverosímil del lugar. Un buen momento para fotografiar la ola de Arizona es alrededor del mediodía, cuando no hay sombras en el centro, si bien temprano por la mañana y al atardecer también puede resultar adecuado. La piedra arenisca blanda es bastante frágil, por lo que hay que caminar con cuidado para tratar de no romper las pequeñas crestas. Con mucha suerte, podremos encontrar en el lugar pequeñas piscinas naturales dejadas por alguna tormenta reciente, y podremos hasta tomar un baño junto a una comunidad de renacuajos que pueden sobrevivir durante varios días. La política de preservación del lugar, afortunadamente da buenos resultados. Incluso la señalización del modo de llegar es casi nula, para evitar visitas indeseadas. Ante la dificultad para encontrar el lugar exacto donde se encuentra la ola, muchos turistas suelen "perderse", por lo que se recomienda utilizar un receptor GPS suministrado por los guardaparques para encontrar la ola y  el camino de regreso

Top